Cocina en la red

Las nuevas tecnologías hacen la vida más fácil a quien se lleva bien con ellas. Internet ha revolucionado nuestro mundo, y como no, eso ha llegado hasta la cocina.

Es interesante como cada día afloran vídeos en la red sobre cuestiones gastronómicas, de las cuales la que se llevan más visitas son las video-recetas.

Cientos de cocineros de toda índole, de todo el mundo, cuelgan sus recetas para compartirlas con los demás. Abarcan todo tipo de platos, desde entrantes japoneses como los makis o el sushi, hasta los postres más cotidianos como las natillas.

Hoy en día puedes cocinar de todo. Todo lo que puedas encontrar por canales como Youtube, donde hay cocineros de todo tipo, tan dispares como sus platos. Los hay graciosos, serios, profesionales, exóticos y cocineros que tan solo ves sus manos.

Para los cocineros de andar por casa, esto supone poder cocinar cualquier plato en cualquier momento del día, dando la libertad de poder comprar los ingredientes y cocinar cuando le convenga.

Tal es el boom mediático, que hay ya cientos de páginas donde reúnen las mejores recetas de platos concretos, y donde video-cocineros y cocineros de la otra pantalla del ordenador, quedan para comentar sus experiencias gastronómicas. Es el caso de elcocinerofiel.com, canalcocina.com y tantos otros. Esto supone que cualquier usuario puede preguntar sus dudas o cuestionar incluso, las recetas expuestas.

Sitios en la red donde poder dar a conocer productos nuevos e incluso restaurantes y otro tipo de negocios culinarios.

Esto abre un mundo de posibilidades a todos aquellos cocineros que desean compartir sus platos para el disfrute de los demás, y este espíritu generoso se da tanto en cocineros de gran prestigio, como a los que jamás se han dedicado a la cocina sin salir de la suya propia. Todos encuentran su hueco en la gran red de redes.

Las redes sociales también están dando un impulso a la buena mesa, tanto con sus juegos de restaurantes como con páginas donde hacerte fan de productos concretos, ayudando en muchos casos a darse a conocer. En Twitter ya hay buen número de tweets con la comida como protagonista.

Me pregunto si todo esto podrá ayudar a todos aquellos cocineros que están en el paro, o que por circunstancias de la vida no pueden trabajar en una cocina, ya que la profesión es muy dura y acaba pasando factura. Poder cocinar, enseñar al mundo tus creaciones en el plato, es como exponer obras de arte, con la genialidad de que no solo se queda en eso, puedes explicarlo paso a paso para que otras personas experimenten y puedan crear esas pequeñas obras de arte para el disfrute del comensal. Podría así acabar con la angustia sufrida por el cocinero que ama a la cocina, que necesita cocinar, y no puede hacerlo en los fogones de ningún trabajo.

Presiento que la webcam e internet, son dos herramientas nuevas que se unen a los cientos de miles de utensilios que forman parte de la cocina. Basta con preguntar a los restaurantes que han invertido capital en publicitar en la red, ellos aseguran que inmediatamente se ven aumentadas sus visitas y le da caché al local.

Espero que la gastronomía y la tecnología se complementen y ayuden mutuamente rompiendo la barrera que antes existía entre los libros de cocina y los cocineros en su casa.Versió en catalá. Diari Mès Andorra

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo cocina

Tradición innovadora

La tradición gastronómica puede ser la base de los productos más innovadores de la alta cocina. Es el caso de el Nectum, un producto nuevo único en el mundo que deriva de las antiguas recetas de los payeses andorranos. Este producto se elabora a partir de las piñas de los abetos recogidas en los meses de agosto, septiembre y octubre de forma manual subiendo a la cima de los abetos. Después se cortan y se dejan macerar con azúcar biológica durante un año. Transcurrido ese tiempo, el producto se calienta a 90º para asegurar que todo el azúcar se disuelva. A continuación lo filtran dos veces y lo dejan reposar dos meses más para una evaporación natural del agua, dando así una textura adecuada.

Es un proceso largo y delicado, aportando ese toque especial que no se ve; el del paso del tiempo, el mimo y la dedicación que tienen los productos auténticos.

Los antiguos payeses andorranos elaboraban este néctar para el mal de garganta y para aliviar la tos. Con el tiempo la receta se perdió y hoy en día vuelve con aire renovado, no como remedio natural, sino como un producto único en el mundo para añadir a los platos más suculentos.

Lo más sorprendente del Nectum de abeto, es que se puede utilizar en infinidad de recetas, pudiéndose añadir a vinagretas con balsámico para aliñar ensaladas, para lacar carnes blancas, añadiendo especias es una buena combinación para asar cordero o cabrito. En los postres queda muy original y diferente mezclarlo con quesos blancos, cremas, yogures, helados, creps y pasteles.

Interesante producto para aquellos cocineros que quieren destacar el sabor único de sus platos dando rienda suelta a la creatividad acompañada de un néctar antiguo y autóctono.

Es importante apoyar este tipo de iniciativas porque de ellas depende la cultura gastronómica de una región.

Recuperar recetas antiguas tiene más importancia de la que en un primer momento se le puede dar, porque de los sabores de antaño se pueden crear platos únicos con las técnicas de elaboración modernas. Combinar la tradición con la creatividad y originalidad es tener éxito asegurado en el plato, y por consiguiente en un negocio o en cualquier evento a nivel doméstico.

Mantener un equilibrio entre lo auténtico, tradicional y la originalidad no es tan difícil con productos como estos en el mercado. No hace falta complicarse mucho más, es tan sencillo como aportar un producto de siempre a un plato nuevo.

Mi más sincera enhorabuena por las personas que arriesgan y emprenden este tipo de negocios, pues gracias a ellos los cocineros pueden encontrar una gran fuente de inspiración que sorprenderá a todos.

Versió en catalá. Diari Mes

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Una reflexión

No hay más ciego que el que no quiere ver. No hay más sordo que el que no quiere escuchar. No hay más mudo que el que no quiere hablar. No hay más vegetal que el que no quiere moverse. No hay más iluso que el que no se para a pensar las cosas.

A  veces me dan ganas de abrir los párpados como en La Naranja Mecánica, a todos aquellos no creen en lo evidente. No es que lo diga yo, es que se ve si tienes dos dedos de frente. Hay muchos que no quieren ver porque se niegan a reconocer la verdad aunque ésta se estampe en su cara.

Que triste. Pero ellos sabrán.

Aún me acuerdo de todos los que se reían en mi cara cuando hace años decía que la burbuja inmobiliaria explotaría y no serían capaces de pagar su hipoteca. Son los mismos que a día de hoy les cuesta mucho llegar a fin de mes y aún se preguntan porque hemos llegado a esta situación. No me alegro por ellos. Es más, me molesta su situación. La pequeña parte positiva de todo esto es que por ellos mismos se han dado cuenta que los bancos no son de fiar, que el gobierno no es de fiar, que ningún sistema es de fiar. Vamos, que no te puedes fiar de nadie, y  menos en cuestiones económicas.

Hace un tiempo que veo como ciertas personas pierden lo poco que les quedaba de dignidad. Cuando ellos mismos eran incapaces de luchar por su propia esencia personal, alguien se ofreció a salvarles de ellos mismos, y ésta persona fue repudiada. Hoy se miran las caras unos a otros odiándose constantemente porque se odian a si mismos. Porque ya no les queda nada. Se vuelven esclavos de su propio miedo, esclavos en busca de alguien que les dirija mal para poder seguir quejándose de otros y así no juzgar sus propias acciones.

Señores cada uno es lo que hace. Cada uno lleva su vida como quiere. Que otras personas tengamos otra opinión al respecto, poco importa. Si has elegido la vida que llevas, y te va mal, no es culpa de los demás. Si has vivido por encima del límite de tus posibilidades y ahora no sabes como pagar la deuda no es culpa del banco. Es tuya y solo tuya. Si has elegido estar con alguien y no te ha salido bien, es un asunto de dos, no del resto de la gente que te rodea y que no ha influido en ninguna de tus decisiones de tu vida sentimental.

Nadie es mejor que nadie, pero si consideras que alguien es mejor que tu, al menos eres humilde. Si te crees mejor que alguien, lo más seguro es que estés errando alimentando tu ego.

Si tus padres siempre te han presionado para ser el/la mejor es porque están descargando en ti sus fracasos más terribles, no lo consientas. Si tus padres te lo han dado todo, y te han hecho todo, seguramente con toda la buena intención del mundo, cuando tengas uso de razón acostúmbrate a hacer las cosas por ti mismo/a y verás que la satisfacción es mucho mayor. Además es estrictamente necesario aprender a caminar por uno mismo, porque si no, te estancas. Y a la hora de tener pareja es imposible sincronizar los pasos… pero de esto ya escribiré otro día….

1 comentario

Archivado bajo Sin categoría

Amor

Amor.

Palabra complicada como pocas. He aquí que me refiero al amor universal. Es la base, y sin esa base poco puedes construir, solo queda destruir. Aunque parezca mentira, hay personas en este mundo incapaces de amar a nadie que no sean ellos mismos, incapaces de soportar como la gente de su alrededor construye, y se dedica a destruir. Incluso a éstos debemos amar y procurar su bien, aunque no somos perfectos y esto puede ser realmente difícil.

Es mejor concentrarse en el amor, esa extraña fuerza que nos impulsa a ser altruistas, a gozarnos con la felicidad de quien queremos, a sacrificarnos por el bienestar de quien amamos (y de quien no amamos). El amor siempre implica sacrificio, creo que es la única forma de medir si amas a alguien de verdad o no, en medida de lo que estás dispuesto a sacrificar por la otra persona. Guardando las formas y dentro de lo razonable.

Las cosas cuando se hacen con amor, se notan. Por mis ojos han pasado platos de mucha gente, y desde lejos se nota quien tiene amor por su trabajo y quien no, pues el que tiene amor cuida hasta el más mínimo detalle en el plato, para que el comensal lo disfrute al máximo. Quien no tiene amor, lo presenta de cualquier manera y a regañadientes murmura: ” que se vayan a comer a su casa”.

Es casi utópico pensar que algún día esta sociedad egocéntrica trate a todos sus semejantes con amor. Pero hazme un favor, la próxima vez que te encuentres con alguien sea conocido o no, se amable y trátalo con amor, te sorprenderás del efecto que causa.

” Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor”  1 Juan 3: 7-8

3 comentarios

Archivado bajo Sin categoría

Pastel!!

Lo siento, no voy a compartir mi receta secreta jejeje.

Ya ha pasado el cumpleaños… esta será la penúltima tarta de chocolate que haré en Barcelona. De momento.

Queda menos para cambiar de vida, pero los momentos dulces se seguirán repitiendo.

 

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Palmeras de hojaldre y otras milhojas

El hojaldre es una masa neutra con la que se pueden preparar infinidad de platos. Hacer masa de hojaldre es bastante trabajoso, y a día de hoy gracias a enormes máquinas con distintos mecanismos podemos tener hojaldre de muy buena calidad, tanto si están congelado o fresco.

Hoy enseñaré a hacer la receta más fácil, pues solo necesita hojaldre, azúcar, huevo y papel sulfurizado o papel de horno. Aprovecharé para hacer unas milhojas en las que necesitaremos fresas u otra fruta.

Lo primero es descongelar la masa si la compras congelada. Después cortaremos dos tiras de unos 5 cm, y una de aproximadamente 10cm, añadiendo azúcar a la superficie donde vamos a trabajar para que el hojaldre no se pegue, y poniendo azúcar por las dos caras de la masa. La cantidad de azúcar necesaria varía de una masa a otra y del paladar de quien lo deguste después. Para los muy dulces aconsejo pasar un rodillo por la masa, sin estirar demasiado, para que el azúcar se introduzca mejor.

A continuación doblaremos la tira más ancha por un lateral de la masa de esta forma:

Luego en el lateral contrario:

Después al primer lado, otra vez:

Así nos quedará:

Desde arriba se verá así:

Estamos listos para empezar a cortar:

Para que la forma quede mejor haremos lo siguiente:

Unir las dos partes:

Una vez hecho esto, las colocaremos en la bandeja de horno con el papel sulfurizado. Batimos un huevo y con un pincel pintaremos las palmeras.

Bien, las palmeras ya están para meterlas en el horno, pero antes vamos a aprovechar las tiras que hemos cortado, las de 5 cm. También hay que poner azúcar como con las palmeras.

Para esto cortamos cuadrados como se quiera de grande, y hacemos el siguiente dibujo, con la punta de un cuchillo y sin cortarla del todo, solo marcar para que esa parte del hojaldre no suba. Primero hacemos la forma de un cuadrado o rectángulo, como si fuera un marco:

A continuación cortes diagonales o pinchar con un tenedor la parte de dentro del marco:

Pintamos con el huevo:

Cortamos las fresas lo más finas posibles y las colocamos en medio del marco:

Y volvemos a poner azúcar encima de las fresas y podemos meterlas en el horno previamente calentado, a unos 170/180º y cocer durante 15 o 20 min (consultar en el envase del producto).

Bueno, y este es el resultado:

Espero que os guste!!

Fotos: Ana Serrat

3 comentarios

Archivado bajo Cocinando

Pesadilla en la cocina

La crisis afecta en todos los negocios, pero el de la gastronomía, acostumbrado a funcionar, les ha pillado por sorpresa. Me gustaría saber que es lo que hacen algunos empresarios por mantener a flote a sus restaurantes. Hubo un tiempo que todo aquel que tenía dinero invertía en el negocio de la hostelería, en muchos casos para poder tener una mesa siempre a su disposición donde invitar a colegas o cerrar tratos con otros empresarios. Para eso contrataba gente y se olvidaba por completo de ellos. Solo se acordaban a la hora de recoger sus beneficios. Pero ahora las cosas han cambiado, y  mucho.

Hay que abaratar costes, en muchos casos hay que despedir a gente y hay que recortar de las cosas más básicas. Esto produce un desasosiego en los empleados que no trabajan a gusto y no rinden como antes. Y muchas veces los empresarios se preguntan de donde vienen tantas pérdidas. Me gustaría decirles a esos propietarios que quizás es la hora de invertir en un negocio que realmente les guste, porque la hostelería no es para todo el mundo. Es un negocio duro y sacrificado en el que un error puede ser fatal.

La gente a veces se sorprende de lo que se ve en el programa que el chef Gordon Ramsay protagoniza. Piensan que esas cosas solo pasan en norteamerica, pero la triste realidad es que ocurre en todos sitios. Es increíble como este hombre ayuda a levantar un restaurante en ruinas en tan solo una semana, lo que demuestra que si se tiene sentido común, un poco de buen gusto y sobretodo, pasión por la cocina, la cosa va rodada. Al margen de la crispación del chef Ramsay ante las situaciones que tiene que vivir, es muy interesante para aprender algunos conceptos básicos en la gestión de un restaurante. Intentar rectificar los fallos y los errores de cada cocina, sea a nivel de distribución, personal, variedad alimentaria o normas de higiene, tiene mucho mérito y es digno de admirar. Muchas veces este hombre ha de enfrentarse a empresarios que solo saben quejarse de lo mal que les va el negocio, y ni siquiera se han preocupado de echar un vistazo a la cocina. Otras la culpa es de trabajadores poco motivados. Los restaurantes funcionan a base de detalles que les diferencian del resto, y cada uno por mínimo que sea, es fundamental para su buen funcionamiento.

Admiro el valor que tiene este chef a tener que ver cocinas tan desagradables. Es indignante y humillante para cualquier buen cocinero que se tercie. Me parece muy normal que haya sitios que estén desiertos y no facturen nada durante todo el día. En algunos el chef ha tenido que pedir que cerraran porque podría ser nocivo para la salud. Yo me pregunto ¿con qué cara miran los camareros a los clientes cuando los ven comerse platos que han sido elaborados en tan pésimas condiciones? ¿cómo tienen valor de cobrarles después? ¿es que ya no hay ni un mínimo de dignidad?

Hosteleros en general, preocupaos por vuestros negocios, averiguad si todo funciona, preguntar hasta al friegaplatos si esta contento con su trabajo y su situación, porque un personal poco motivado puede llevar tu negocio a la ruina. Si se mantiene un mínimo de contacto y respeto, estoy segura que los trabajadores rendirán más, se implicarán más en cada una de sus faenas.

Versió en català publicada al diari Mès Andorra

 

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría