Archivo de la categoría: cocina

Boicot a los transgénicos

He encontrado una interesante lista publicada por greenpeace, en la que detallan los grupos de alimentos más consumidos en dos apartados, una lista verde y otra roja. En la sección roja han incluido un determinado grupo de empresas alimentarias con sus respectivos productos, que han sido verificados por contener alimentos transgénicos. No me ha extrañado en ningún momento ver en esa lista roja a las grandes Nestlè y Unilever. Os dejo el pdf en cuestión con toda la información detallada.Lista Roja de Alimentos Transgénicos de Greenpeace-España.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo cocina, Cocinando

¿Guerra alimentaría?

En estos días volvemos a asistir a noticias preocupantes relacionadas con los alimentos que ingerimos. Muchos recuerdan cómo empezó con la ternera, el miedo a contaminarse comiendo vacas locas y contraer la encelopatía espongiforme bovina, después la gripe aviar nos hizo mirar desconfiadamente al pollo y al resto de aves, acto seguido hubo a quién le interesó atemorizar al mundo entero con la gripe porcina, y ahora a las verduras, el agua embotellada o cualquier otra cosa, ya que no saben de que alimento procede esta nueva cepa. Dado a que el número de vegetarianos aumenta cada día, y visto lo visto es más que normal, las verduras no se iban a quedar fuera de las especulaciones alimentarias de los tiranos. Jugar de la forma que juegan con el negocio de los agricultores, con la alimentación, y en consecuencia, con la vida de las personas me parece inconcebible, inaceptable y demoniaco.

La nueva cepa se adaptó a condiciones adversas de temperatura y, para sobrevivir, mutó. Dos estudios arrojaron un poco de luz. Por un lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que la bacteria E. coli que está haciendo estragos corresponde a una cepa nunca vista. Por otro, científicos alemanes y chinos de la Clínica Universitaria Eppendorf de Hamburgo, ciudad donde presuntamente se encuentra el foco de la infección, sostienen, tras descifrar su genoma, que estamos ante un cruce –no una mutación– de dos cepas ya conocidas de la E. coli. Señalan además que está relacionada con otra aislada en África que causa diarrea grave. Cualquiera de las dos versiones nos lleva a una conclusión: estamos ante una nueva cepa letal.

Hay quién desea profundizar aún más y apuntan a una guerra biológica.

Hace varios años se descubrió que la bacteria E. coli se puede utilizar para recuperar el uranio de la atmósfera y de las aguas contaminadas por residuos nucleares. Para ello, se debe utilizar la bacteria E. coli a la vez que un compuesto de fosfato de inositol. Esta bacteria tiene la capacidad de romper el enlace del compuesto, que, en presencia del uranio, permite que se forme un fosfato de uranio que precipita en las células de la propia bacteria E. coli. Las bacterias contaminadas se pueden recolectar y extraer de ellas el uranio o “enterrarlas”; lo que permite, además de recuperar el uranio –poco rentable todavía, según nuestro criterio-, descontaminar las aguas y el aire; y, sobre todo, borrar las huellas de residuos nucleares ocasionados por experimentos, accidentes o ataques que llevan la contaminación nuclear de un lugar a otro del planeta.

Todo esto coincide con la decisión de Alemania de cerrar varias plantas nucleares y su proyecto de apagón nuclear en el 2022.

No estoy acusando, pero los hechos me hacen replantearme esta conspiración, tan solo un año antes me parecería más que descabellada y fuera de lugar. El mundo cambia más deprisa de lo que podemos asimilar.

Todo esto me hace afirmar aún más, que el futuro está en la tierra que se cultiva con nuestras manos, que cuidamos nosotros mismos sabiendo con que la regamos y con que la abonamos para cuidar nuestras verduras y los productos que consumimos.

Las autoridades sanitarias siempre están advirtiendo de la importancia de lavar las frutas y las verduras, pero hay quien aún no es consciente de los peligros a los que se expone de no hacerlo. Pon las frutas y verduras en un recipiente debajo del agua fría por unos minutos, y frótalas con un cepillo para quitar todo lo que tengan pegado a su piel. Después del lavado con agua, déjalas en remojo con algún desinfectante, como: Vinagre. Diluye un vaso de vinagre por cada litro de agua. Bicarbonato de sodio. Echa una cucharada por cada litro de agua. Lejía. Si bien es muy eficaz como desinfectante, hay que tener mucho cuidado con ella porque contiene cloro, que puede resultar perjudicial. Solo echa 5 gotas de lejías por cada litro de agua.Deja estos alimentos en remojo por máximo 10 minutos Luego, pasa de nuevo las frutas y verduras por agua fría por 4 o 5 minutos para quitar los rastros de desinfectante.

1 comentario

Archivado bajo cocina, Malrollo Pictures

Cocina en la red

Las nuevas tecnologías hacen la vida más fácil a quien se lleva bien con ellas. Internet ha revolucionado nuestro mundo, y como no, eso ha llegado hasta la cocina.

Es interesante como cada día afloran vídeos en la red sobre cuestiones gastronómicas, de las cuales la que se llevan más visitas son las video-recetas.

Cientos de cocineros de toda índole, de todo el mundo, cuelgan sus recetas para compartirlas con los demás. Abarcan todo tipo de platos, desde entrantes japoneses como los makis o el sushi, hasta los postres más cotidianos como las natillas.

Hoy en día puedes cocinar de todo. Todo lo que puedas encontrar por canales como Youtube, donde hay cocineros de todo tipo, tan dispares como sus platos. Los hay graciosos, serios, profesionales, exóticos y cocineros que tan solo ves sus manos.

Para los cocineros de andar por casa, esto supone poder cocinar cualquier plato en cualquier momento del día, dando la libertad de poder comprar los ingredientes y cocinar cuando le convenga.

Tal es el boom mediático, que hay ya cientos de páginas donde reúnen las mejores recetas de platos concretos, y donde video-cocineros y cocineros de la otra pantalla del ordenador, quedan para comentar sus experiencias gastronómicas. Es el caso de elcocinerofiel.com, canalcocina.com y tantos otros. Esto supone que cualquier usuario puede preguntar sus dudas o cuestionar incluso, las recetas expuestas.

Sitios en la red donde poder dar a conocer productos nuevos e incluso restaurantes y otro tipo de negocios culinarios.

Esto abre un mundo de posibilidades a todos aquellos cocineros que desean compartir sus platos para el disfrute de los demás, y este espíritu generoso se da tanto en cocineros de gran prestigio, como a los que jamás se han dedicado a la cocina sin salir de la suya propia. Todos encuentran su hueco en la gran red de redes.

Las redes sociales también están dando un impulso a la buena mesa, tanto con sus juegos de restaurantes como con páginas donde hacerte fan de productos concretos, ayudando en muchos casos a darse a conocer. En Twitter ya hay buen número de tweets con la comida como protagonista.

Me pregunto si todo esto podrá ayudar a todos aquellos cocineros que están en el paro, o que por circunstancias de la vida no pueden trabajar en una cocina, ya que la profesión es muy dura y acaba pasando factura. Poder cocinar, enseñar al mundo tus creaciones en el plato, es como exponer obras de arte, con la genialidad de que no solo se queda en eso, puedes explicarlo paso a paso para que otras personas experimenten y puedan crear esas pequeñas obras de arte para el disfrute del comensal. Podría así acabar con la angustia sufrida por el cocinero que ama a la cocina, que necesita cocinar, y no puede hacerlo en los fogones de ningún trabajo.

Presiento que la webcam e internet, son dos herramientas nuevas que se unen a los cientos de miles de utensilios que forman parte de la cocina. Basta con preguntar a los restaurantes que han invertido capital en publicitar en la red, ellos aseguran que inmediatamente se ven aumentadas sus visitas y le da caché al local.

Espero que la gastronomía y la tecnología se complementen y ayuden mutuamente rompiendo la barrera que antes existía entre los libros de cocina y los cocineros en su casa.Versió en catalá. Diari Mès Andorra

Deja un comentario

Archivado bajo cocina