Fantasmas I

Fantasmas. Los fantasmas de mi pasado me atormentan. Son ellos los que me hacen dudar de todo, son ellos los que me arrastran a la desesperanza. Cada uno de ellos es distinto, como cada persona es diferente. Las historias vividas con cada uno de ellos, sobretodo con los recientes, acabó de una forma cruel. Un final no merecido a una relación de amistad, de vida, de amor. Un corte a un hilo conector con otro ser humano. Bonitos momentos plasmados en la memoria como momentos especiales difíciles de creer estar viviendo.
Los fantasmas aparecen así, en días en los que no para de llover, en los cuales a las seis de la tarde parece noche cerrada. Esos días en los que te invade la melancolía. Las primeras imágenes sobre cada uno en concreto, son preciosas, son instantes memorables, momentos cumbre imposibles de olvidar. Das un repaso de algunos hasta que aparece el dolor, la ruptura, el motivo del engaño, la farsa …
… entonces el fantasma se vuelve burlón, se mofa y te asusta.
Es ahí cuando tengo que actuar para que la ira no me arranque el poco corazón que me queda, es eso lo que hace que me enfríe aun mas.
Cuando logro controlar a uno aparece otro peor, o resurgen otros que tenía por vencidos.
En una lucha constante, mis errores, entre otros miles, de falta de valor e impaciencia me hacen abandonar y ser cobarde. Si algo requiere mucho esfuerzo para mi no merece la pena, y eso es muy necio.
Los fantasmas lo saben y se aprovechan.
Lucho por mantenerlo encerrados en el armario del subconsciente, pero a veces abren la puerta desde dentro y asoman la cabeza. Otras, mi curiosidad me hace asomarme. Los buenos momentos y recuerdos bonitos te invaden, pero prefieres cerrar la puerta y olvidar, porque si sigo mirandolos estoy perdida. Ya me la han clavado así muchas veces.
Fantasmas, seres espectrales del pasado, de Mi pasado, DESVANECEOS! ¡FUERA DE MI VIDA! ¡FUERA DE MI CONSCIENCIA!
… llevaos muy lejos el dolor que me causáis con vuestra presencia.

 
Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Sin categoría

3 Respuestas a “Fantasmas I

  1. Rebeca

    Creo que todos tenemos fantasmas,y que nunca se irá,…sólo hay que aprender a domarlos y enseñarles que quien manda eres tú, no ellos.Un besazo guapa.

  2. n

    Coincido con Rebeca. A los fantasmas que fueron algo y ahora sólo fantasmas, pues se les reprime, se aprende a verlos de vez en cuando para reirse de ellos, y darte de cuenta de que todos ellos son una inmensa tontería. Beso.

  3. Emilio

    Cada vez que se acercan fechas señaladas o días en los que lo único que puedes hacer es pensar y dejarte llevar por la melancolía (que fíjate la paradoja es la alegria de estar triste) ya que son húmedos, fríos y oscuros, los fantasmas aprovechan para salir. Aprovechan porque no hay nada luminoso fuera de sus celdas que les impida traspasarlas. Es bueno tenerlos presente porque te recuerdan historias vividas con partes buenas y malas, como todas, lo malo es dejar que ellos se apoderen de ti.
    Úsalos de mascota, sácalos de vez en cuando a mear y luego que vuelvan a la celda. Cuidate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s