Necesitaba el “lo siento”

 

Antes de cerrar definitivamente este blog al público, me gustaría dejar constancia de mi día de hoy. Hoy, he sometido a prueba a un hombre. He corroborado hasta donde puede llegar una mentira. Lo necesitaba. No para oír su voz, ni para ponerme histérica, simplemente quería saber hasta donde era capaz de llegar, y si otra vez se cumplía el sabio refrán de “piensa mal y acertarás”. Me he sentido indignada, y bastante molesta con el asunto. Sobre todo al darme cuenta de que seguía defendiendo su postura aun habiendo sido pillado. Sentía que me habían tratado como una pacata a la que habían mentido continuamente porque no tiene la suficiente inteligencia como para darse cuenta. Lo malo, es que ya había advertido, ya avisé sobre mi verdadera condición.
Hace algún tiempo se me antojó que ningún hombre destrozaría mi vida una vez mas, que no iba a darles ese privilegio, y que quien lo hiciera, no solo se arrepentiría de ello, si no que no se iría de rositas sin darme, al menos, una explicación. Y no he parado hasta que lo he conseguido. Al menos, me merezco algo así.
¿Por qué mentir, porque decir cosas que realmente no se sienten?¿para conseguir lo que se quiere de la otra persona?¿no es mas fácil hablarlo y ser sinceros y descubrir que es lo que la otra persona quiere para poder ver si realmente es compatible lo que quieres tu? A todo esto he conseguido un silencio por respuesta. Al menos, creo que se lo pensará dos veces antes de volver a hacer algo así. Todos somos humanos, todos tenemos errores, ya a veces es difícil reconocerlos, y para el resto es mas difícil aun de perdonar. No todas las mujeres somos iguales, tampoco los hombres, pero todos hemos pagado los platos rotos de otras relaciones, y justos pagan por pecadores. Es injusto, pero así son las cosas.
Pero si juzgo a los demás por estas conductas es porque yo no soy igual, y me esfuerzo en no serlo. Otra vez he pensado que vengarme tan solo traería mas dolor y mas rabia. Mi única venganza era que poder desahogarme a gusto y encontrar una explicación, o a falta de ella al menos un lo siento. Si alguna vez lo quise, porque dejar de querer… es otro tipo de cariño, esta claro, no es amor, pero al menos ha sabido reconocer su error, al menos se ha dado cuenta de que quizás mentir es mas fácil en el momento, pero es mas difícil de llevar que decir una verdad que cuesta. Se lo agradezco, no es fácil hacerlo. Pero espero que pueda aprender de esto, no se puede jugar así con la gente, porque se hace daño, y ese daño lo pagan otros.
Que te vaya bonito y seas muy feliz, tanto como para vivir la vida tal y como quieres.
 
 
 

Vuelvo a cantar la misma canción que canté ayer.
Vuelvo a sentir dentro de mí la ansiedad
de quien no puede alzar la voz,
por terquedad… necesitando cambiar.
Y solo nos queda admitir que en el error
vive la premisa para mejorar.
Solo nos queda esperar que el reloj
decida continuar.
Cuando no tienes por que mentir,
las verdades se acercan a ti y te abrazan.
Y caminas con la sinceridad,
y las dudas te dejan pasar, y las pasas.
Y te invade la soledad, cuando sería mejor
olvidar que hay tanto por que sufrir
o recordar que también es bueno olvidar.
Cuando no tienes por que mentir,
las verdades se acercan a ti y te abrazan.
Y caminas con la sinceridad,
y las dudas te dejan pasar, y las pasas.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Sin categoría

5 Respuestas a “Necesitaba el “lo siento”

  1. eva

    Has sido muy valiente… y ante todo lo sufientemente fuerte para no dejarte manipular.
    Me encanta esa canción de elefantes!

  2. Emilio

    Un lo siento siempre viene bien, me alegro que se haya dignado a admitir su error.

  3. Anónimo

    HOLA ESTHER!! COMO HAS ESTADO EN TODO ESTE TIEMPO??? ESPERO QUE TODO MARCHE BIEN, TE EXTRAÑO MUCHO, YA NI POR MSN TE VEO CONECTADA… EN FIN… SALUDOS DESDE EL OTRO LADO DEL GRAN MAR, MUCHOS BESOS Y ABRAZOS, TE QUIERE RUBEN

  4. esther

    Gracias por los comentarios.
    Senda, cuando te la han jugado tantas veces aprendes a defenderte, y dejarse manipular…nunca!! me alegra que sigas leyendo mi blog, gracias.
    Emilio, gracias por tu apoyo y comprensión.
    Ruben, has vuelto a mi vida, otra vez. Tu y yo es como si nos estuvieramos reencontrando todo el tiempo, a pesar de los años y a pesar del océano que nos separa, sabrás de mi, no lo dudes.

  5. osvaldo

    hola pequeña …no te conosco pero alguna vez senti lok tu estas pasando …y esta cabron; lo malo es k esas personas no tienen los huevos suficientes para decirte las cosas de fente y todo pork son unos cobardes
    asi k te dejo este cuento para k lo leas , analices ……….

    Cuentan que en el reino de REONTO  un reino Celta existía  una princesa llamada ZETLY  ya que por ser hija única y su padre el rey ya se encontraba muy enfermo sus asesores reales le sugirieron que la princesa tenia que contraer matrimonio para ceder el próximo reino. Así que tenían que buscar pareja para la princesa.
    Por el palacio pasaron todo tipo de príncipes los mas apuestos de todos los reinos cercanos y de otros más lejanos; muchos le ofrecían además de su belleza muchas riquezas, pero ninguna la satisfacía tanto como para convertirse en su esposo. Cierto día llegó un mendigo llamado DOVALOS al palacio de esta princesa y con mucha lucha consiguió una audiencia.           "No tengo nada material que ofrecerte; solo puedo darte el gran amor que siento por ti " le dijo a la princesa " puedo hacer algo para demostrarte ese amor", claro que esto despertó la curiosidad de la princesa, quien le pidió que le dijera que sería eso que podía hacer." Pasaré 100 días en tu balcón, sin comer ni beber nada, expuesto a la lluvia, al sereno, al sol y al frío de la noche, si puedo soportar estos 100 días, entonces me convertirás en tu esposo". La princesa , sorprendida más que conmovida, aceptó el reto. Si una Hombre  puede hacer todo esto por mí, es digno de ser mi esposo". Dicho esto, DOVALOS empezó su sacrificio, empezaron a pasar los días y el hombre valientemente soportaba las peores tempestades… muchas veces sentía que desfallecía del hambre y el frío, pero lo alentaba imaginarse finalmente al lado de su gran amor, de vez en cuando la princesa asomaba la cara desde la comodidad de su habitación para verlo y le hacía señas de aliento con el pulgar. Así fue pasando el tiempo… 20 días…50… la gente del reino estaba feliz, pues pensaban "por fin tendremos una rey!!"… 90  días… y la princesa continuaba asomando su cabeza de vez el cuando para ver los progresos de aquel hombre. "este mendigo es increíble" pensaba para si misma y volvía a darle alientos con señas. Al fin llegó el día 99 y todo el pueblo empezó a reunirse en las afueras del palacio para ver el momento en que aquél mendigo se convertiría en esposo de la princesa, fueron contando las horas… a las 12 de la noche de ese día tendrían rey ! … El pobre hombre estaba muy desmejorado; había enflaquecido mucho y contraído enfermedades.Entonces sucedió, a las 11:00 de la noche de aquél día 99, faltando a penas una hora para que llegara el día 100, el valiente DOVALOS se rindió… y decidió retirarse de aquel palacio. Dio una triste mirada a la sorprendida princesa y sin decir ni media palabra se marchó. La gente estaba conmocionada!! Nadie podía entender por qué aquel valiente hombre se había rendido faltando tan solo 1 hora para ver sus sueños convertirse en realidad!!Había soportado tanto!! Al llegar a su casa, sus padres se había enterado ya de lo ocurrido, y le preguntaron: Porqué te rendiste a tan solo instantes de ser el futuro esposo de la princesa ?.. y ante su asombro el respondió: "Estuve 99 días y 23 horas en su balcón, soportando todo tipo de calamidades y no fue capaz de liberarme de ese sacrificio, me veía padecer y solo me alentaba a continuar, sin mostrar siquiera un poco de piedad ante mi sufrimiento, esperé todo este tiempo un atisbo de bondad y consideración que nunca llegaron. Entonces entendí: una persona tan egoísta, desconsiderada y ciega, que solo piensa en sí misma, no merece mi amor. Moraleja: Cuando ames a alguien y sientas que para mantener a esa persona a tu lado tienes que sufrir, sacrificar tu esencia y hasta ROGAR… aunque te duela, retírate.Y no tanto porque las cosas se tornen difíciles, sino porque quien no te haga sentir valorado(a), quien no sea capaz de dar lo mismo que tu, quien no pueda establecer el mismo compromiso, la misma entrega… simplemente      NO TE MERECE.
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s